Menú

jueves, 23 septiembre 2021

Alafia o todo está bien

 

AlafiaFilms es la vida misma. Lo que ocurre en los rincones de la casa, lo que sueñan, y a lo que aspiran dos jóvenes artistas cubanos. AlafiaFilms es experimentación artística. Un espacio  para crear, otro más, porque no le alcanza la música a Daymé Arocena, ni la fotografía y el cine a Pablo Dewin. AlafiaFilms es la plataforma audiovisual creada en el año 2019 por este equipo que comparte la vida y el arte. Promueven la colaboración entre artistas creando una red de apoyo y promoción. AlafiaFilms es un laboratorio de sueños.

La emigración ha sido punto de partida importante para crear este proyecto. “No es que uno emigre y tenga amigos y familia que te tienda la mano cuando tengas un problema. Es un proceso muy duro, sentimentalmente difícil”. Para la mayoría de las profesiones el circuito de empleo, y el acceso a oportunidades de crecimiento personal y profesional depende fundamentalmente de las relaciones interpersonales. ¿Qué ocurre cuando no conoces a nadie?

Toronto no es precisamente un sitio con una gran comunidad cubana de emigrados donde darse a conocer y ofrecer su trabajo. Así es que Alafiafilms es el camino para ir hacia la montaña cuando ella no viene a ti.

«AlafiaFilms es un laboratorio de sueños»

Dayme Arocena, es actualmente una de las figuras más importantes del panorama musical cubano, lo sabemos dentro y fuera de la isla. En menos de una década ha construido una carrera musical que la mantiene en constante creación, grabaciones y conciertos. Entre presentación y presentación, volvía a casa diciendo, “vamos a hacer cosas, yo no se nada de esto pero somos tu y yo contra el mundo, vamos a ver que se nos pega, vamos a intentarlo”.

Pablo Dewin, es un joven artista visual con experiencia en pintura, dibujo, body paint, cerámica, fotografía, videoarte y audiovisuales. Sin embargo este es uno de sus proyectos más importantes hasta el momento. Cada una de sus expresiones visuales habitan junto a la música. AlafiaFilm es un laboratorio de sueños.

En patines y a lo loco

Uno de los primeros materiales que realizaran juntos fue producido con una “una cámara y media, un trípode muy malo y sin sonido”. Daymé y Pablo recuerdan esa primera experiencia junto a Al2 el Aldeano y Silvito El Libre. Dos conocidos artistas cubanos, referentes del Rap y el Hip Hop en la isla. Se presentaban en Toronto y AlafiaFilm documentaría aquella visita. “No tuvimos miedo alguno a los tropiezos”, sin embargo el año 2020 y la pandemia Covid 19, escribiría un punto y aparte en la historia de AlafiaFilms.

La industria musical se detenía con el mundo, para Daymé Arocena no fue diferente. Giras, conciertos y grabaciones canceladas que la dejaron en casa más tiempo del habitual. “Después de una dura mudanza creamos un estudio en la casa donde hacer sesiones de fotografía sencillas”. Allí nació el primer videoarte, Sonocardiogram. Pablo Dewin lo recuerda como un trabajo contra reloj, con poco tiempo para experimentar con luces por ejemplo. “Pero el resultado fue lindo y nos dio mucha más fuerza para decir vamos pa’lante que vamos bien”.

 

Este primer proyecto esperaban presentarlo en el Festival «La Ceiba» en Estados Unidos, y tenía fecha de entrega. Nadie podría imaginar que en medio de la producción el ordenador dejara de funcionar. Que era la hora de cierre de la tienda cuando fueron a comprar otro con urgencia. Que al llegar a casa no tenían servicio de internet, porque apenas se habían mudado allí y estaban pendientes de su instalación.

Las horas encima, el trabajo por enviar a la exhibición pero sin internet ya poco podemos hacer. Y claro los vecinos, tampoco cooperaron mucho, nadie quiso compartir su conexión con los recién llegados. Es imposible imaginar que detrás de este videoarte transcurrió una escena tragicómica cuando tuvieron que cargar literalmente el ordenador de mesa y llevarlo a casa de un amigo para utilizar su conexión y luego editar durante horas. Y que sorpresa, se corta la electricidad a las nueve de la noche ¡en Canada! 

«vamos pa’lante que vamos bien»

Todo el trabajo borrado, ausente. “Acostumbrados a trabajar con portátiles, no calculamos que con un ordenador de mesa no era igual, perdimos la corriente y lo perdimos todo”. Y volver a empezar para enviarlo el mismísimo día de la exhibición. Con la conexión muy lenta aún el pronóstico era que el material llegaría media hora más tarde de la prevista a los organizadores. Y derrotados llamaron, para disculparse y avisar sin darse cuenta de que el cambio de horario entre TorontoLos Ángeles aún les dejaba un margen de tres horas.

Sunlight Around the Corner: The Golden Sparrow. Mujeres que inspiran a AlafiaFilm

La carrera contra reloj terminó con éxito. Y de un proyecto surgió otro especialmente interesante para AlafiaFilm. Otro reto que impuso la pandemia. Esta vez contarían la historia de trabajadoras sociales en Richmond, Virginia, básicamente a partir de audios. El Covid no les permitía grabar mucho más.

Son muchas historias contadas a través de un único personaje que se expresa a través de la danza.

Un verdadero trabajo de experimentación en el que la coreografía es resultado de la improvisación de la bailarina cubana Daylin Martínez. Esta vez fue primero la danza y después la música. Sus movimientos son resultado de su interpretación al escuchar los relatos de las mujeres que aportaron sus historias. Testimonios de trabajadoras sociales de algunos de los vecindarios más pobres en Richmond, Virgina. Historias de pobreza, superación y éxitos desde una narrativa diversa.

“Utilizando los movimientos interpretativos la bailarina cubana Daylin Martínez, encarnó las luchas, dolores, alegrías y triunfos de esas mujeres con solo escuchar sus palabras, a través de la profunda y rica voz de la cantante canadiense nigeriana Yetunde Ajasin. La música amplifica el diálogo entre estos elementos, combinando sonidos y ritmos de la diáspora africana como el Yoruba, Palo Monte, Blues y el étnico-misterioso Arará”. De esta forma es presentada la obra en su canal de youtube para explicar el ciclo diferente de creación que experimentaron: Narración, danza, música.

La 2da edición del Festival Women in Percussion en Toronto, ha sido otro de sus proyectos. Un breve mini-documental donde exploraron este festival de conciertos y talleres de 5 días que se celebra en Canada sobre las mujeres percusionistas locales e internacionales.

Women in Percussion fue presentada por Lula Music and Arts Centre en asociación con el Museo Aga Khan, Emerging Young Artists y Small World Music.

“El Festival tuvo una diversidad lindísima. Participaron mujeres percusionistas de la India, Japón, Brasil, Canada, Colombia, Venezuela…descubrimos tantos instrumentos de percusión. Hoy por hoy es contraproducente que digamos que fue increíble porque es justo ese el tema de un documental que nos hemos planteado. ¿Por qué la percusión está relacionada principalmente con los hombres? Si se sienta a tocar una mujer, expresamos: mira es una mujer la que va a tocar…y a pesar de ser mujer, toca bien”.

Este proyecto fue una lección para los creadores de AlafiaFilm, jóvenes comprometidos con la igualdad, la tolerancia y la diversidad que identifican sus propios prejuicios y redescubren su conciencia de igualdad, porque no es estática, ni inamovible.

Pablo Dewin lo valora como la aportación que puede hacer AlafiaFilm por la educación en igualdad. “Si yo tengo una hija mañana, quiero lo mejor para ella, y que pueda hacer todo lo que ella quiera”. Desde la experiencia musical Daymé se refiere a que continuamente las familias evitan estimular a las niñas a conocer instrumentos de percusión. “A ningún padre le pasa por la cabeza darle a una niña con oido musical un tambor; le damos una guitarra, un violín, pero nunca un tambor. Hemos ido desmenuzando muchas cosas y te dices ¿en serio, he vivido así toda mi vida y no me había dado cuenta de que ocurrían estas cosas?”.

Alafia o todo está bien

“¿Mami cómo se dice cuando tiras los trozos de coco y quedan con la masa blanca hacia arriba?”

Preguntó Pablo a Daymé. Quería un nombre para esta marca familiar en construcción. Un nombre Yoruba que les representara, que sembrara paz y estabilidad. “¿Cómo se dice cuando todo está bien?”

-”Alafia, se dice Alafia”.

+ Artículos

Me llamo Leyanes Yanes, por inventos de mi madre y cosas de la vida. Había escogido ella el nombre para la hija que tendría desde su adolescencia y después conoció a mi padre, que casualmente tenía ese apellido. En fin, Yanes al cuadrado.

Nací en Cuba, pero soy más habanera que cubana. Después de emigrar a España en el año 2011 ya no me importa mucho de donde vengo. El mundo entero es fascinante, podría ser de cualquier sitio. Pero si no cuento que me gradué en La Universidad de La Habana no me lo perdonaría.

No concibo contar historias sin imágenes, así vivo, en imagen y sonido. Me encantan los puntos suspensivos, los animales, el “viajeteo” y soy urbanita sin dudas, pero vamos que un fin de semana en las afueras estaría bien.

Lo más leido

Evelyn Rodríguez: la primera empresaria latina en Islandia

Evelyn Rodríguez lleva en su ADN la alegría y la música caribeñas. Aunque un día hizo la maleta y cambió de latitud, sus raíces...

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

El universo ilustrado de Carolina Bonino

Carolina Bonino es viñetista y humorista gráfica. Y aunque estudió Derecho y Modelismo de Indumentaria, dibujar -aquel tic como ella misma lo llama, que...

Alexis Ravelo: «Nada me inspira tanto como la impunidad»

Conocí a Alexis Ravelo en el año 2009, en el taller literario Factoría de Ficciones que impartía en la Biblioteca Pública del Estado, en...

Frida Guerrera: «El feminicidio es una emergencia nacional»

Se llama Verónica Villalvazo, pero todos las conocen como Frida Guerrera. Es comunicadora y activista contra la violencia machista. Vive y trabaja en México,...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Es Actual Alafia o todo está bien