Menú

miércoles, 1 diciembre 2021

Alejandra

Nació el día que llegó la calima. Salió con dificultad del capullo y en cuanto le dio el aire se puso a estornudar. Sus pequeñas alas estaban un poco arrugadas porque dentro de su casita no había mucho espacio que digamos. Ella es una mariposa Monarca, como mi amiga Ángeles. Sus colores naranja y negro saludaron al sol y se desplegaron para secarse y emprender el vuelo. A Ángeles se le mojaron mucho las alas un día lluvioso de noviembre y no pudo volver a volar. Se quedó quieta y callada y ahora solo puedo verla en mis sueños.

Alejandra es hija de una mariposa que voló miles de kilómetros buscando una isla cálida y una planta llamada Asclepia para depositar sus huevos. Antes de convertirse en este ser alado que ahora intenta emprender su primer vuelo, fue una oruga verde de rayas negras que engulló muchas hojas de esta planta de hojas alargadas y florecitas rojas y amarillas. Luego tejió una guarida para refugiarse del viento y la lluvia, y ahí permaneció unas cuantas semanas hasta que, el día de la calima, sacó su cabecita y lanzó su primer estornudo.

Alejandra ya está lista para volar sobre los tejados de la ciudad. Sus alas son fuertes y hermosas. Como ella entiende y conoce el mundo de los sueños, le he pedido que si ve por allí revoloteando a una mariposita tropical llamada Ángeles, la abrace muy fuerte y le diga que la echo de menos. Espero que allí donde esté haya un sol radiante y un cielo del color del océano.

Alejandra bate sus alas una, dos, tres, cuatro veces. Es su manera de despedirse. Algo parecido a la tristeza me aguijonea la boca del estómago. Creo que también la echaré de menos, pero pronto otra Monarca llegará y, en unos pocos días, las orugas devorarán las hojas de la Asclepia y todo volverá a empezar.

Dedicado a todas las mujeres que han superado el cáncer de mama y a las que ya no están.

Si quieres conocer la historia de una investigadora del cáncer de mama, pincha en este enlace: https://www.landbactual.com/laura-jimenez-debemos-tener-esperanza-en-la-lucha-contra-el-cancer-de-mama/

Fotos: Belkys Rodríguez

+ Artículos

Me llamo Belkys Rodríguez Blanco. Sí, un nombre muy parecido al de la reina de Saba, pero soy periodista. Me gradué en la Universidad de La Habana, en la era de la máquina de escribir alemana. Como el sentido común manda, me he reinventado en este fascinante mundo digital.
Escribo desde los once años y ahora soy una cuentacuentos que a veces se dedica al periodismo y, otras, a la literatura. Nací en Cuba, luego emigré a Islandia y ahora vivo en Gran Canaria. Estoy casada con un andaluz y tengo un hijo cubano-islandés. Me encantan los animales, la naturaleza y viajar. En resumen, soy una trotamundos que va contando historias entre islas.

Lo más leido

Evelyn Rodríguez: la primera empresaria latina en Islandia

Evelyn Rodríguez lleva en su ADN la alegría y la música caribeñas. Aunque un día hizo la maleta y cambió de latitud, sus raíces...

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

Teca Barreiro: recibir el día leyendo un poema

Aunque Teca Barreiro llegó con 18 años a Galicia desde Salvador de Bahía (Brasil), su hablar tiene esa dulce entonación que nace del idioma...

Escritos feministas de Rosalía de Castro

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar la Casa-Museo dedicada a la autora gallega y una de las grandes...

El universo ilustrado de Carolina Bonino

Carolina Bonino es viñetista y humorista gráfica. Y aunque estudió Derecho y Modelismo de Indumentaria, dibujar -aquel tic como ella misma lo llama, que...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades