Menú

miércoles, 25 noviembre 2020

De cuando la vida murió de envidia

Lo mejor de conocer a mujeres como Zadys Castellanos y Guadalupe González es toparse de frente con una historia que es posible contar una y otra vez, y de muchas maneras. Este equipo entre madre e hija son la perfecta historia de una aventura de cine que acontece en la vida real. Una historia que se resume en un intercambio constante de energía entre ambas que mataría de envidia a la propia vida.

Hoy las puedes disfrutar en su estado puro, con sus reflexiones y sus sonrisas. A nosotras nos recarga de energía. No por gusto la vida se muere de sana envidia cuando las ve.

Mira el video

Producción audiovisual. Leyanes Yanes. L&B Actual / Fotografías cedidas por entrevistadas 

 

+ Artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más leido

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

Jorge Hernández: Compromiso e igualdad en el judo

El judo suele pasar desapercibido en los medios de comunicación. A pesar de ser uno de los deportes más practicados...

Y construyó su mundo libre

Entre la arquitectura técnica y la cerámica el tiempo no le alcanza a Claudia Diaz. Mientras comparte con nosotras su experiencia creativa, vamos entendiendo...

Roller Derby: rompiendo estereotipos en el deporte

Que los estereotipos son el pan nuestro de cada día lo sabemos. En algunos ámbitos como el deportivo se ven aún más. Según el...

¿Micro?GRANDES Machismos

Solo en las primeras horas de la mañana, incluso de la madrugada, pequeños gestos hacen la diferencia. Porque si durante la noche el bebé...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Multimedia De cuando la vida murió de envidia