Menú

domingo, 13 junio 2021

La verdadera historia de Ángela Vicario

Me llamo Ángela Vicario. Seguro que no me recuerdas, pero yo te refrescaré la memoria. Soy uno de los personajes de una novela de ese tal García Márquez, un colombiano famosillo que usaba vidas ajenas con fines literarios. Por supuesto, en el mundo real tenía otro nombre, pero el que me otorgó el Gabo me gusta más.

Hace mucho tiempo que no formo parte del reino de los vivos, pero como al escritor le dio por inmortalizarme en las páginas de su libro, mi espíritu sigue vagando por todos lados. Me aburría en la ciudad de Sincelejo, así que decidí mudarme a unas islas en el Atlántico llamadas Afortunadas. Por algo será.

«fui rechazada en mi noche de bodas por no ser virgen»

Por voluntad propia he dejado de ser un personaje literario y me he convertido en cronista, periodista, escritora, o algo parecido. El caso es que ahora soy yo la que te va a contar algunos asuntos truculentos acontecidos por estos lares que a lo mejor no te crees, pero eso me da igual. Lo cierto es que se te pondrán los pelos de punta y tal vez necesites un somnífero para conciliar el sueño. Advertida y advertido quedan.

Si quieres dormir a pierna suelta no te asomes por aquí. Las chicas que publican esta revista me ha dado carta blanca para escribir lo que me venga en gana. Te confieso que tengo muy malas pulgas. No olvides que fui rechazada en mi noche de bodas por no ser virgen, y fui vengada por mis hermanos quienes se mancharon las manos de sangre…

La verdadera historia de Ángela Vicario. Foto: Marca

Nos vemos en la próxima entrega, si es que te atreves a leer mis relatos.

Fotos: Medium/Marca

+ Artículos

Me llamo Belkys Rodríguez Blanco. Sí, un nombre muy parecido al de la reina de Saba, pero soy periodista. Me gradué en la Universidad de La Habana, en la era de la máquina de escribir alemana. Como el sentido común manda, me he reinventado en este fascinante mundo digital.
Escribo desde los once años y ahora soy una cuentacuentos que a veces se dedica al periodismo y, otras, a la literatura. Nací en Cuba, luego emigré a Islandia y ahora vivo en Gran Canaria. Estoy casada con un andaluz y tengo un hijo cubano-islandés. Me encantan los animales, la naturaleza y viajar. En resumen, soy una trotamundos que va contando historias entre islas.

Lo más leido

Evelyn Rodríguez: la primera empresaria latina en Islandia

Evelyn Rodríguez lleva en su ADN la alegría y la música caribeñas. Aunque un día hizo la maleta y cambió de latitud, sus raíces...

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

Nanda Santana: la importancia de comunicar desde el amor

Nanda Santana ha dedicado su vida a comunicar, su pasión. Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y...

Pepa Marrero: «Pensamientos quiero esculpir a golpe de silencios»

A Pepa Marrero le gusta jugar con las letras, saborearlas, acariciarlas, moldearlas y convertirlas en historias. "Pensamientos quiero esculpir a golpe de palabras y...

La fotografía feminista de Asiria Álvarez

Asiria Álvarez es fotógrafa y diseñadora gráfica. Una chica normal y corriente que vive y se ha criado en barrios de toda la vida,...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Escríbelo tú La verdadera historia de Ángela Vicario