Menú

viernes, 22 enero 2021

El gran viaje de David y Numeratrón

Tal vez por esa magia que une a las personas que plasman sobre el papel lo que su imaginación les dicta, conocí a David Salvador Sáez. Maestro de Educación Infantil y Primaria, este valenciano reparte su tiempo entre la docencia y la escritura. Como él mismo escribe en su página web, desde que era un adolescente ya soñaba con “dedicar su vida a mejorar la vida de los demás y, sobre todo, ayudar a personas que lo necesitaran”.

Entrega y vocación son dos ingredientes esenciales para educar. David sabe bien cómo mezclarlos para transmitir a sus alumnos valores tan necesarios como el respeto, la solidaridad, la igualdad, el cuidado del planeta y los seres vivos que lo habitan. Además de su labor en las aulas, ha escrito un libro para el público infantil y juvenil, con un singular protagonista que está dispuesto a recorrer los cinco continentes buscando números desaparecidos.

«quería dedicar mi vida profesional al ámbito humanitario, con la finalidad de ayudar a muchos seres humanos»

¿En qué consiste el proyecto Numeratrón?

Es una propuesta literaria y didáctica para niños y niñas de entre siete y doce años, en donde un dragón de las matemáticas recorre los cinco continentes de nuestro planeta en busca de los números robados. Es un libro escrito para iniciar a los más pequeños en la lectura por capítulos, siempre pensando en fomentar la lectura en ellos, al mismo tiempo que van descubriendo lugares únicos en el planeta Tierra por su valor ecológico y cultural, experimentando el sentido práctico de las matemáticas en nuestras vidas. Y todo esto, acompañado de preciosas ilustraciones que acompañan a todo el texto.

¿Cómo se logra motivar a un niño para que lea en estos tiempos tan tecnológicos?

Pienso que las nuevas tecnologías y la lectura no están reñidas, y son perfectas si se combinan. Por este motivo, todas las personas que lean mi libro van a poder encontrar material multimedia de Numeratrón y su odisea en plataformas como Youtube y, además, dentro de la lectura se incluyen códigos QR para interactuar.

Si quieren conocer la historia de este pequeño dragón y ver sus bonitas ilustraciones deberán leer el libro, ya que considero que la motivación a un niño por la lectura se le despierta en el momento que un libro ofrece algo que no ofrecen las nuevas tecnologías, y en este caso Numeratrón es único y exclusivo del mundo literario infantil.

El gran viaje de David y Numeratrón

¿Te convertiste en maestro por vocación?

Definitivamente sí. La vocación es un concepto que la gente suele asociar a una inquietud desde el nacimiento. En mi caso, fue durante la adolescencia cuando descubrí que quería dedicar mi vida profesional al ámbito humanitario, con la finalidad de ayudar a muchos seres humanos a lo largo de mi carrera profesional. La docencia en las aulas es una de las mejores cosas de mi vida.

¿Existe un decálogo del buen maestro?

En mi opinión no. Considero que el concepto “buen maestro” puede ser interpretado de muchas formas y tener acciones asociadas a él, dependiendo de la escala de valores de la persona que evalúa lo que es ser “un buen maestro”. Para mí, existen dos pilares que son fundamentales en el campo de la docencia. El primero de ellos es la atención educativa a todo el alumnado. Que ningún alumno se quede fuera de los procesos de enseñanza y aprendizaje, y que se sienta parte activa de la vida escolar. Es lo que hoy día acuñamos bajo el término: inclusión. Y el segundo pilar, es la formación que yo como docente tengo y que debo actualizar de forma constante para poner al servicio de la escuela pública las últimas metodologías pedagógicas y didácticas activas. Ambos pilares combinados, bajo mi criterio, repercuten de forma directa en la calidad de enseñanza a nuestros alumnos.

¿Qué ventajas te ofrece el hecho de cursar un máster de Psicopedagogía?

La mayor ventaja, está relacionada con los pilares que he comentado anteriormente. Este máster me permite conocer las últimas tendencias pedagógicas y estudios basados en la neuroeducación, por tanto, estoy actualizando muchos términos que me permiten contribuir a la inclusión y el trabajo por competencias clave con todo mi alumnado.

¿Tienen mejores resultados académicos los niños bilingües?

En mi opinión, sí. El alumnado que estudia en un sistema bilingüe desarrolla mejor la competencia lingüística y una serie de procesos como el de la comprensión lectora, de forma simultánea en dos lenguas. El desarrollo del lenguaje y sus destrezas se producen al mismo tiempo y durante las edades más tempranas en diferentes lenguas y, por tanto, contribuye a un enriquecimiento de la competencia lingüística que antes he mencionado. Durante la adolescencia el cerebro del niño o niña va a tener mucha más facilidad de comprender textos, extraer información y generar aprendizaje.

Para ti fue muy importante aprobar las oposiciones y comenzar a trabajar en la escuela pública. ¿Por qué?

Era y es el gran sueño de mi vida, trabajar en la escuela pública porque es la escuela auténtica, la inclusiva, la que no discrimina, ni rechaza a nadie, la de todos y en la que puedo ser yo mismo sin miedos. Desde el primer día que puse un pie en mi primer destino, solo he encontrado compañerismo, respeto, tolerancia y me he sentido y siento muy valorado como profesional y persona.

La escuela pública es un lugar maravilloso, lleno de profesionalidad, implicación y muchas ganas de ayudar a nuestros alumnos y familias. Siempre la protegeré, la defenderé y trabajaré hasta el último de los días que tenga salud por ella y por todas las familias que han confiado la educación de sus hijos en el sistema educativo público.

«la escuela pública es la escuela auténtica, la inclusiva, la que no discrimina, ni rechaza a nadie»

¿Qué papel juega el maestro de la escuela infantil y primaria en la transmisión de valores como la igualdad o el cuidado del medio ambiente?

El papel es relevante debido a que, a finales de los cinco años, principios de los seis, empieza a desarrollarse la moral en el ser humano. En este momento, a través de la pedagogía y las didácticas, nuestro alumnado debe ir experimentando aquellos valores que nos definen como una sociedad del siglo XXI.

El respeto hacia lo diferente, la igualdad entre el hombre y la mujer, el compañerismo, la ayuda a los demás, la atención a nuestros mayores y personas con discapacidad, son solo algunos de los valores que nuestros alumnos pueden ir desarrollando en la escuela, formando integralmente a futuros hombres y mujeres comprometidos con lo que yo llamo la justicia social. Además, el reto más grande al que se enfrenta la humanidad es el cambio climático y junto a él, la extinción de especies y la escuela es la base del compromiso de nuestras futuras generaciones.

El gran viaje de David y Numeratrón

¿Debe recaer sobre la escuela la responsabilidad de educar a niños y niñas?

Solamente en manos de la escuela, no. La función educativa del ser humano es una función compartida entre la familia y la escuela, por lo que se deben buscar espacios de participación y colaboración entre ambas partes, dentro de nuestros centros escolares.

¿Seguirás apostando por la literatura infantil-juvenil?

Por supuesto. He trabajado mucho por mi primer proyecto literario y lo he publicado para quedarme, aunque no solo viene nueva literatura infantil y juvenil en el futuro sino también obras de otros géneros ¿Por qué? Porque la literatura infantil-juvenil también es una forma de educar en valores, de entretener y de formar parte de la vida de muchas personas que, si no es por un libro, nunca llegarían a conocerme como docente. Es arte y como tal hay que cuidarlo, mimarlo y sobre todo valorarlo.

¿Se queda algo en el tintero?

Solo dar las gracias a la revista L&B Actual por esta oportunidad de presentar mi primer trabajo literario y por el cariño y profesionalidad que se han puesto en esta entrevista. Ya que como dijo Robert Louis: “No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas”. Sigamos plantando semillas todos y cada uno de los días de nuestras vidas.

El gran viaje de David y Numeratrón no ha hecho más que empezar. El camino es infinito como infinita es la imaginación. Diez números necesitan ser rescatados y devueltos a los niños y niñas para que vivan junto a ellos la gran aventura del aprendizaje. Nadie mejor que el dragón de las matemáticas para cumplir esta misión. Acompañado por un maestro recorren el planeta persiguiendo un mismo mismo sueño: construir un mundo mejor. 

Si quieres leer otras historias sobre escritores que se dedican a la docencia, pincha en este enlace: https://www.landbactual.com/los-cuentos-son-para-despertar-a-los-adultos/

Web del autorhttps://davidsalvadorsaez79711697.wordpress.com/

Fotos: Cortesía de David Salvador Sáez

+ Artículos

Lo más leido

Evelyn Rodríguez: la primera empresaria latina en Islandia

Evelyn Rodríguez lleva en su ADN la alegría y la música caribeñas. Aunque un día hizo la maleta y cambió de latitud, sus raíces...

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

Jorge Hernández: Compromiso e igualdad en el judo

El judo suele pasar desapercibido en los medios de comunicación. A pesar de ser uno de los deportes más practicados...

Cira Rodríguez: “Llevamos nuestra música en el latido del corazón”

Cira Rodríguez es una cuentacuentos de la interpretación musical. Está segura de que una canción es la historia de amor contada en tres minutos...

Mayte Martín: «No me molesta que me tachen de feminista»

La necesidad de aprender y de cambiar las cosas son innatas en Mayte Martín. Coincidí con ella hace varios años porque nuestros hijos estudiaban...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Es Actual El gran viaje de David y Numeratrón