Menú

lunes, 27 septiembre 2021

Susi Alvarado: Sanmao y su espíritu de libertad

Susi Alvarado será siempre la niña que vino del desierto. Y en esa extensión de arenas infinitas y ondulantes vivió también una escritora que había llegado desde China para establecerse con su esposo en el Sáhara Occidental: Echo Chen, también conocida como Sanmao. Sin llegar a encontrarse, la narradora y cineasta canaria María Jesús Alvarado y Sanmao contemplaron allí los mismos atardeceres que enamoraban los sentidos.

Sanmao en España. Foto tomada de: El País

«Es la historia de una mujer valiente, con un espíritu de libertad superior a la media»

¿Por qué escoges la figura de la escritora Sanmao para la realización de un documental?

Me pareció una mujer especial, de la que apenas se sabía nada. Un amigo que da clases en la universidad en Madrid tenía bastantes alumnas chinas y me comentó que ellas le hablaban mucho de una escritora que se llamaba Sanmao, y que en China era muy importante. Por lo visto había vivido en el Sáhara en los años en que yo vivía allá. Luego de salir del Sáhara, cuando nos fuimos todos en el 75, ella se había venido a vivir a Canarias. Precisamente se había hecho muy famosa, sobre todo por textos que había escrito en el Sáhara y en Canarias. Ahí empecé a tirar un poco de la madeja, con muchas dificultades porque no había nada en español ni en inglés. Ella sólo había publicado en chino y fue bastante difícil indagar sobre su vida y su obra.

Susi Alvarado

¿Qué puntos en común tienes con este icono de la literatura china que te hace remover tantos sentimientos en el espectador?

A mí me hubiera encantado conocerla personalmente para sentir qué cosas teníamos en común y en qué nos parecíamos. Me resulta llamativo ahora que me haya acercado a este país a través de una autora que se hizo famosa porque vivió en el desierto donde yo vivía. Es como si hubiera una conexión desde hace mucho tiempo, antes de yo saber nada de ella. Por todo lo que me costó obtener información sobre ella, a la hora de retratarla quería que fuese lo más fiel posible. He intentado meterme un poco en su piel, en su alma y procurar que la emoción que ella podía sentir llegara a los espectadores.

¿Es este documental sólo una historia de amor?

No. Es también una historia de amor, pero creo que es la historia de una mujer valiente, una mujer con un espíritu de libertad superior a la media. Ella, en ese sentido, fue una persona que supo quitarse ataduras e, incluso, sin saber a qué se estaba enfrentando, seguía detrás de sus impulsos y de las cosas que a ella le parecían importantes. Creo que esa es la principal lección de su vida. Dentro de eso, está su historia de amor, pero están sus viajes, sus empeños en conseguir cosas propias.

¿Por qué se convierte Sanmao en un referente para las mujeres chinas?

Quizás por el momento social y político que vivían las mujeres y, en definitiva, toda la sociedad. El hecho de que fuera mujer, que siempre hemos estado más sometidas a las normas, lo hacía más llamativo todavía. Eso hizo que despertara el asombro, la curiosidad por parte de la juventud china de seguirla. Todo lo que ella iba viviendo y relatando era como un enganche, como una telenovela para los chinos. De hecho, comenzó con artículos sueltos y después fue dándoles forma de novela. La gente joven la sigue valorando igual hoy y sigue siendo un modelo.

A pesar de los lazos que unen a esta escritora con España, ¿por qué crees que su figura se conoce tan poco?

Era muy discreta. Aquí ni sus amigas ni sus vecinas sabían que ella era tan popular en su país. Se iba temporadas a China y aprovechaba para presentar sus libros, ver a la familia, recibir agasajos, pero aquí ella no contaba esa faceta. Nunca transmitió esa imagen de escritora famosa. Aquí los medios no se hicieron nunca eco de ese tema y, además, no tenía nada traducido al español, con lo cual era una absoluta desconocida.

Conoce …. la ruta de San Mao

Ahora se ha conocido porque los chinos vienen a Canarias a ver su casa, a ver los sitios donde ella vivió, donde murió Jose, su marido. Ellos despertaron la curiosidad en la isla de La Palma primero, porque iban muchos chinos preguntando por la tumba de José María Quero. Eso es lo que inició el movimiento Sanmao, como le llamo yo. Hay un editorial que ha publicado los primeros libros de ella en español, algo que ha sido casi simultáneo al estreno de mi película.

«Los chinos vienen a Canarias a ver su casa, a ver los sitios donde ella vivió»

Susi Alvarado en el rodaje del documental Sanmao, la vida es el viaje, con la actriz china Xiong Zhongmei

En tu faceta de escritora, ¿qué puntos en común tienes con ella?

Quizás en su manera de escribir que es muy sencilla, no da muchos rodeos, es muy directa. Escribió fundamentalmente narrativa, artículos periodísticos y novela, pero también escribió doce o catorce poemas. Coincidimos en el espíritu viajero. Mis viajes me motivan muchísimo para escribir, son una fuente de inspiración enorme por los lugares, por la gente nueva, por los olores, por la luz de los sitios. Necesito esa evasión y ese cambiar de lugar, al menos mentalmente, para escribir y quizás era eso lo que la impulsaba a ella a contar sus experiencias en cada sitio.

¿Qué dificultades de tipo económico tuviste que superar para llevar a buen puerto este filme? ¿Pensaste en abandonar el proyecto en algún momento?

Tuve que hacer el trabajo con mi dinero, parte pagando y parte debiendo. Solicité ayuda al Cabildo de Gran Canaria primero y me la denegaron. A pesar de que ella vivió en la casa de Playa del Hombre, en Telde, el ayuntamiento de esa localidad me denegó la ayuda, Turismo también. En La Palma fue donde me otorgaron, primero, una ayuda de 2.000 euros y, posteriormente, también el Cabildo de Gran Canaria me concedió 7.000 euros. Una parte importante del rodaje lo hice en Fuerteventura y allí me aseguraron, desde el principio, que me darían una ayuda y al final no me dieron nada. Lo que podía haber hecho en cinco meses, tuve que echar un año entero. Abandonar no, yo tampoco soy de las que se rinden.

Susi Alvarado

¿Qué grado de visibilidad tienen las mujeres escritoras y cineastas en el mundo actual?

Bueno, ahora cada vez más las mujeres están siendo visibles. Sin embargo, en el caso del cine, hasta 2017, solamente el 7% de las películas que se estrenan son dirigidas por mujeres, o guionizadas o producidas por mujeres. Como dato curioso, cuestan un millón menos de presupuesto las películas hechas por mujeres que las realizadas por hombres. También son menos compradas y se exhiben durante menos tiempo. A lo mejor es porque son menos comerciales y vamos a temas más íntimos. Se intenta potenciar por parte de las distribuidoras lo que va a tener más taquilla, y vende más un rollo de bombas y efectos especiales.

Pero yo creo que estamos en un momento muy bueno de visibilidad y la cuestión es estar ahí, buscar nuestro sitio, seguir haciendo cosas, pelear sin necesidad de levantar mucho la voz. Al final la obra queda, el trabajo queda.

¿Aparcarías la literatura para dedicarte exclusivamente al cine si tuvieras recursos económicos?

No. Yo veo el cine como una extensión de la literatura. Lo primero que me llega es la historia. A veces se cuenta por escrito y otras con imágenes. Pero está la literatura primero y después el cine, sin que sea menor por eso. Pero no podría dejar la literatura, los dos van paralelos. Ojalá fuera más fácil hacer cine para hacer más cosas.

En 2016, Susi Alvarado desvela la figura de una mujer, adorada en el gigante asiático, y prácticamente desconocida en España. Sanmao, la vida es el viaje es un documental de 35 minutos donde dan sus testimonios los que la conocieron, y dos actores recrean la vida de la narradora china y su marido, José María Quero. Echo Chen fue un símbolo de libertad y emancipación en los años 70 en su país natal. Su vida se apagó demasiado pronto. Tan sólo tenía 48 años.

Por: Belkys Rodríguez Blanco y Leyanes Yanes

Fotos: Tomadas de El País, La Provincia y del Facebook de María Jesús Alvarado

+ Artículos

Me llamo Belkys Rodríguez Blanco. Sí, un nombre muy parecido al de la reina de Saba, pero soy periodista. Me gradué en la Universidad de La Habana, en la era de la máquina de escribir alemana. Como el sentido común manda, me he reinventado en este fascinante mundo digital.
Escribo desde los once años y ahora soy una cuentacuentos que a veces se dedica al periodismo y, otras, a la literatura. Nací en Cuba, luego emigré a Islandia y ahora vivo en Gran Canaria. Estoy casada con un andaluz y tengo un hijo cubano-islandés. Me encantan los animales, la naturaleza y viajar. En resumen, soy una trotamundos que va contando historias entre islas.

Lo más leido

Evelyn Rodríguez: la primera empresaria latina en Islandia

Evelyn Rodríguez lleva en su ADN la alegría y la música caribeñas. Aunque un día hizo la maleta y cambió de latitud, sus raíces...

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

El universo ilustrado de Carolina Bonino

Carolina Bonino es viñetista y humorista gráfica. Y aunque estudió Derecho y Modelismo de Indumentaria, dibujar -aquel tic como ella misma lo llama, que...

Alexis Ravelo: «Nada me inspira tanto como la impunidad»

Conocí a Alexis Ravelo en el año 2009, en el taller literario Factoría de Ficciones que impartía en la Biblioteca Pública del Estado, en...

Frida Guerrera: «El feminicidio es una emergencia nacional»

Se llama Verónica Villalvazo, pero todos las conocen como Frida Guerrera. Es comunicadora y activista contra la violencia machista. Vive y trabaja en México,...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Palabra de mujer Susi Alvarado: Sanmao y su espíritu de libertad