Menú

viernes, 23 octubre 2020

La realidad silenciosa de la violencia de género

La violencia de género sigue siendo un problema mundial sin resolver. Una pandemia silenciosa que se presenta como “una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, subordinación y de las relaciones de poder que ejercen los hombres sobre las mujeres”. Así reza en una nota publicada por el Ministerio de Igualdad, que recientemente ha presentado los resultados de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019, realizada a una muestra representativa de 9.568 mujeres.

En dicha macroencuesta se mide la violencia de género -física, sexual, psicológica y económica- sufrida por las mujeres dentro del ámbito de la pareja o expareja. Los datos revelan que, de la población femenina de 16 años o más residentes en España, 2.234.567 mujeres (11%) ha sufrido violencia física de alguna pareja actual o pasada en algún momento de su vida.

La violencia de género es una de las manifestaciones más claras de las relaciones de poder que ejercen los hombres sobre las mujeres

Cuando hablamos de violencia física, nos referimos a todo tipo de violencia, desde un golpe o un empujón hasta intentos de asfixia, quemaduras intencionadas o amenazas con una pistola, un cuchillo o cualquier otra arma.

El 8,9% ha sufrido violencia sexual de alguna pareja actual o pasada en algún momento de su vida. Es decir, 1.810.948 mujeres residentes en España de 16 o más años. Entre las situaciones de violencia sexual más destacadas se encuentran mantener relaciones sexuales contra su voluntad o por miedo a las consecuencias y los tocamientos de tipo sexual sin consentimiento.

La realidad silenciosa de la violencia de género. Imagen Ministerio de Igualdad

La violencia física y la sexual son dos tipos de violencia que tienden a reconocerse con mayor facilidad porque dejan huella. La parte difícil viene después de la agresión: la de denunciar a quien te agrede.

Solo el 22% de las mujeres víctimas de violencia denunciaron las agresiones a la Policía o al Juzgado. Los motivos más comunes para no denunciar son el hecho de ser menor, la vergüenza, por temor a no ser creídas, por pensar que es la culpable o por miedo al agresor.

La violencia psicológica también es violencia de género

En el estudio también se hace referencia a la violencia psicológica emocional. Es decir, insultos, humillaciones, intimidaciones, amenazas… Del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, 4.744.106 mujeres (23,2%) han sufrido este tipo de violencia  por su pareja actual o pasada en algún momento de sus vidas. El 5,4% (1.101.661 mujeres) la han sufrido en los últimos 12 meses. 

Las cifras aumentan cuando hablamos de violencia psicológica de control. Se estima que 5.500.704 mujeres residentes en España de 16 o más años han sufrido este tipo de violencia de alguna pareja o expareja a lo largo de sus vidas. El 6,6% (1.355.620 mujeres) la han sufrido en los últimos 12 meses. Entre los mecanismos de control más frecuentes se encuentran saber dónde está la mujer en cada momento, los enfados si la mujer ha hablado con otro hombre, que la pareja haya ignorado o trate con indiferencia a la entrevistada o la sospecha de que la mujer le haya sido infiel.

La realidad silenciosa de la violencia de género. Imagen del Ministerio de Igualdad

Menores víctimas de la violencia de género

La violencia de género ejercida sobre las mujeres también repercute en la vida de sus hijos e hijas. En este sentido, el 54,1% de las mujeres que afirman haber sufrido algún tipo de violencia de su pareja, actual o pasada, tenían hijos/as en el momento en que tuvo lugar la violencia. El 89,6% de estas mujeres respondieron que sus hijos/as eran menores de edad. El 51,7% de estos/as menores sufrieron violencia a manos de su pareja.

El estudio revela que 1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo algún tipo de violencia en la pareja en la actualidad.

El acoso sexual y el stalking, parte del estudio

Mensajes, llamadas, emails, cartas o regalos no deseados; haber recibido llamadas telefónicas obscenas, amenazantes o silenciosas y haber sido seguida o espiada… Son solo algunas de las situaciones que viven quienes sufren stalking o acoso reiterado. Desde 1999 y, por primera vez, la Macroencuesta ha incluido preguntas sobre el stalking contra las mujeres por parte de cualquier persona, esté o no relacionada con ellas. 

Más de 3 millones de mujeres residentes en España de 16 o más años (15,2%) han sufrido acoso reiterado en algún momento de sus vidas. El 80,1% de las mujeres encuestadas afirman que el agresor o los agresores fueron exclusivamente hombres, normalmente un amigo/conocido, un desconocido o su actual pareja o expareja.

La sensación de intranquilidad, temor y angustia que estos actos suponen para quien sufre el acoso reiterado pueden llevar a cambiar todos su hábitos cotidianos, desde cambiar su número de teléfono o sus lugares de paso, hasta cambiar su lugar de residencia.

Por otro lado, 8 millones de mujeres han sufrido acoso sexual en algún momento de sus vidas (el 40,4%) la mayoría de ellas tienen entre 16 y 34 años. Entre las forma más habituales de acoso sexual las miradas insistentes y lascivas, los tocamientos no deseados o las amenazas con consecuencias negativas -por ejemplo, un despido si rechazaban las propuestas sexuales.

Nos preguntamos constantemente qué está fallando en este proceso de eliminación de la violencia de género y parece que, aunque estemos en el camino, siempre hay algo que nos hace retroceder. 

La carga histórico-cultural que tienen el machismo o los estereotipos y roles de género, que, al final, forman la base de la violencia de género, tienen mucho peso en las sociedades. Históricamente las mujeres hemos ocupado un lugar en la sociedad en la que solo se nos permitía ver, oír y callar. Femeninas y generosas. Madres, cuidadoras y esclavas. Dependientes económicamente de la familia o del esposo. El control que ejercían los hombres sobre las mujeres era, y es, tan poderoso que ha arraigado con fuerza en nuestro día a día. 

El feminicidio es solo la punta del iceberg de la violencia de género

Nos sigue dando vergüenza si nos vemos en la tesitura de tener que llamar la atención a un desconocido cuando nos lanza besos y nos silba por la calle, o a un familiar cuando cuenta un chiste machista, o cuando te preguntan si piensas ser madre en una entrevista de trabajo o cuando tu pareja te increpa si te ve hablando con otro hombre.

Sabemos que la violencia de género existe porque cada día aparece en televisión, en la radio, en la prensa. #NiUnaMenos, #NiUnaMás. Solo en España han sido asesinadas 1.066 mujeres desde el año 2003, 33 de ellas en 2020.

Pero la violencia de género no es solo el feminicidio -es decir, el asesinato de una mujer a manos de su pareja o expareja por el simple hecho de serlo-. Y solo podremos acabar con ella cuando entendamos que eso solo es la punta del iceberg.

Si quieres leer un artículo sobre violencia de género, pincha en este enlace: https://www.landbactual.com/violencia-de-genero-fracaso-de-una-especie/

Fotos: Ministerio de Igualdad/Agencia EFE

+ Artículos

Lo más leido

Zuleima Falcón, del judo al cielo

Zuleima Falcón entró en contacto con el judo a los 6 años. Esta joven deportista grancanaria asegura que fue gracias...

Jorge Hernández: Compromiso e igualdad en el judo

El judo suele pasar desapercibido en los medios de comunicación. A pesar de ser uno de los deportes más practicados...

Y construyó su mundo libre

Entre la arquitectura técnica y la cerámica el tiempo no le alcanza a Claudia Diaz. Mientras comparte con nosotras su experiencia creativa, vamos entendiendo...

Roller Derby: rompiendo estereotipos en el deporte

Que los estereotipos son el pan nuestro de cada día lo sabemos. En algunos ámbitos como el deportivo se ven aún más. Según el...

¿Micro?GRANDES Machismos

Solo en las primeras horas de la mañana, incluso de la madrugada, pequeños gestos hacen la diferencia. Porque si durante la noche el bebé...

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

Inicio Es Actual La realidad silenciosa de la violencia de género