Menú

viernes, 7 octubre 2022

Laura Pol: claves para cumplir el sueño de emprender

Laura Pol es una mujer que ha avanzado pisando firme y un día decidió cumplir un sueño. Dio unos pasos más, abrió las alas y optó por el emprendimiento. Lo que practicaba a diario sin retribución económica, se convirtió en un proyecto profesional: el Gabinete de Orientación Pol Bolaños. Cursó estudios de perito judicial en violencia de género en Tenerife, lo cual supuso un gran esfuerzo para ella al tener que dejar a su hijo con el padre. Al volver a Las Palmas de Gran Canaria no lo hizo, como ella misma comenta, “para cruzarse de brazos”; tenía muy claro que quería emprender.

Comenzó con un gabinete multidisciplinar que se extiende desde el departamento jurídico hasta el de psicología. “Tenía el punto de servicio, de dar, de ayudar a los demás porque llamaban a casa y querían saber lo que podían hacer, mi visión; pensé que podía hacerlo de tal manera que fuera mi labor profesional. Era algo que me gustaba y cubría muchos campos. Atiendo a personas que necesitan una serie de herramientas y cuando vienen por violencia, cualquiera que sea no solo de género, lo gestiono”, afirma.

«Las claves fundamentales para lograr la igualdad real son educación y respeto»

¿Qué encierra para ti la palabra sororidad?

Ha sido siempre como una especie de hermandad femenina, de complicidad, de respeto, de empatía, de saber que lo que a otra mujer le está pasando te puede pasar a ti. Es simplemente ponerte en sus zapatos y saber si tú hubieses caminado de la misma manera. Voy más lejos: creo que la palabra sororidad, aunque se relaciona generalmente con la mujer, es una palabra tan bonita que deberíamos ampliarla para poder unificar no solo a la mujer, sino al hombre también.

Tendría que haber una equidad real y utilizar estas palabras que son tan fructíferas y que cuando se ponen en marcha se cosecha; pero, no definirlas solo a nivel de mujer. Considero que llegó el momento en que tenemos que despertar y ampliar conocimientos insertando ambos géneros.

Como experta en igualdad de género, ¿cuáles crees que son las claves para lograr una igualdad real?

Las claves fundamentales son educación y respeto. Cuando manifestamos desde pequeñitos en alguien el respeto por los demás, por la diversidad y educamos con nuestra huella. Hay personas que la boca se le hace enorme para comentar, pero realmente en su rutina diaria no utilizan una serie de gestos que serían los correspondientes para una educación en igualdad real.

No solamente tienen que educarse los hombres, sino también las mujeres. A pesar de que muchos piensan que no, hay muchas mujeres que siguen teniendo pensamientos machistas. Debemos tener como bandera una educación, un respeto, un tú a tú, porque esto no es una lucha entre hombre y mujer para ver quién es superior. Esto es mantenernos al mismo nivel para avanzar conjuntamente.

Laura Pol: claves para cumplir el sueño de emprender

¿Cuáles son los temas que abordas en tu programa de radio ‘Atrévete con Laura Pol’?

En la radio hablamos de todo. Los oyentes necesitan que les digamos las cosas de manera transparente. Hay muchas personas que no saben cómo afrontar ciertos temas en su casa como los adolescentes, el sexo, las mentiras, las infidelidades, la violencia de cualquier tipo. Hay que hablarles de frente, de una manera correcta pero directa. Por ejemplo, hablamos del significado real de la Navidad. Yo decía que esos días tan bonitos, que había tanta magia y que todo el mundo se volvía solidario, yo los invitaba a que lo practicaran el resto del año.

Que la gente entienda que han cambiado los tiempos, que los adolescentes inician las relaciones sexuales antes, de qué manera lo enfocamos para esas personas que les da vergüenza; los hombres sobre todo no se animan a preguntar, por miedo; quizás al escucharlo los puedes orientar a poner solución a cualquier circunstancia que se les presente en la vida cotidiana.

¿En qué consiste el proyecto “Límite Zero”

Es una herramienta para educar en igualdades, en ambos géneros, sin distinción ninguna; desde niños hasta adultos, con una diversidad de métodos porque se establece desde la edad infantil, hasta incluso personas mayores de 65 años que todavía tienen muy arraigadas sus creencias de cuando eran jóvenes. Con ello quiero dar el punto de vista de que sí se puede, de que juntos avanzamos más, que solos podemos y somos capaces, pero si unimos nuestras fuerzas vamos a llegar más lejos.

Es una manera fácil de educar y de llegar a cada edad con distintas metodologías. Con este método de enseñanza se toca gestión emocional, programación neurolingüística, todo lo que es corregir las actitudes. Hago charlas y talleres y después lo aplico de manera personalizada a cada cliente que viene.

«Todo el mundo tiene que creerse lo que es, valorarse, quererse, tener su autoconocimiento».

¿Cómo concilias tu labor como empresaria con la vida familiar?

El comienzo de todo esto, el estudiar fuera para mí fue muy difícil porque tengo solo un hijo y en aquel entonces éramos mamá pata y su patito. Pero cuando amas tanto lo que te gusta, tanto como amas a tu familia eres capaz de coordinar tiempo, momentos para poder disfrutar de ambas cosas. Son necesarias porque una te nutre como persona y como profesional, pero la otra te alimenta además a nivel emocional, te equilibra y aprendes; yo aprendo diariamente en casa con todo lo que sucede.

Mi proyecto fue creado observando diferentes familias, viendo cuáles eran los errores que cometían o los que cometía yo, porque en mi casa, como en cualquier familia hay días buenos y días malos. Lo importante es saber gestionar.

Al final todo se vincula, por ejemplo, mi hijo viene a trabajar conmigo. Pero es cierto que hay que separar un tiempo y dedicarlo a tu familia, sin tener que hablar de trabajo. Es importante hacer cosas todos juntos, aunque sea un día a la semana, decir: “Hoy es el día de la familia”, mantener ese vínculo porque cuando se deteriora nada funciona.

«lo fundamental es tener calidad humana, llegar a los demás»

¿Qué ha supuesto para ti la obtención del Premio Mirelle Constanz de la Federación Iberoamericana de Mujeres Empresarias (FIDE)?

Personalmente fue una gran satisfacción, me llenó de alegría. Después de dos años de haber emprendido, de una gestión diaria de trabajo y de entrega, de posicionarme, de darme visibilidad, de muchísimos obstáculos, que de repente me reconocieran el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, fue un regalo terminando el año; además, me lo concede FIDE y tiene un simbolismo muy bonito porque me lo entrega Eva Serrano, presidenta de ASEME en Península, conjuntamente con Lidia Monzón, presidenta de ASEME aquí en Canarias.

Lo más bonito de todo es que fue dentro del entorno del congreso que celebraba ASEME, el CIME 21(Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias). Se celebraban muchas cosas y para mí más que el premio fue el significado que tenía todo eso detrás.

Profesionalmente fue ilusión, fue motivación, ganas de seguir adelante, de decir: “Sí puedo”. Cada día que avanzo entiendo que estoy logrando mi proyecto, mi cometido, que transmito, que llego a la gente. No es fácil en esta profesión llegar a las personas. Como perito judicial en violencia de género para poder llegar a los hombres tengo que omitir lo de género, para que ellos entiendan que los puedo ayudar porque yo actúo para todo aquel que sufre violencia.

¿Cuál es el secreto para convertirse en una mujer de éxito?

Lo primero es creérselo. Todo el mundo tiene que creerse lo que es, valorarse, quererse, tener su autoconocimiento. Pero lo fundamental es tener calidad humana, llegar a los demás, practicar la psicología inversa, hablar bonito de los demás. Los chismes, los rencores no nos llevan a ningún sitio.

Cuando alguien viene a hablarte mal y tú le respondes hablando bien de esa persona, o hablando de los puntos positivos que tiene, desarmas a la persona que viene con críticas. Tienes que inspirar a los demás, pero no teniendo un ego alto. Hay que dejar huellas bonitas para que así la gente sepa por donde tiene que caminar.

Laura Pol ha hecho del emprendimiento su modo de vida. Con perseverancia, amabilidad y entrega demuestra que no es imposible dedicarse a lo que la apasiona. Al final de la entrevista se me ocurre preguntarle a qué dificultades se enfrenta una mujer a la hora de emprender y ella sin dudarlo contesta: “A su autosabotaje”. Muchas se preguntan si serán capaces, piensan en la casa, la familia, el qué dirán y se autolimitan. “Si alguien quiere emprender que no le tenga miedo a nada de lo que le digan, que tome sus propias decisiones. Se enfrentarán a obstáculos, inconvenientes, pero cuando una está firme y segura tiene que continuar adelante, y si te caes no te queda otra que levantarte”, sentencia.

Si quieres conocer la historia de otras mujeres emprendedoras, pincha en este enlace: https://www.landbactual.com/cuando-la-familia-es-un-equipo/

Fotos: Cortesía de Laura Pol

+ posts

Me llamo Belkys Rodríguez Blanco. Sí, un nombre muy parecido al de la reina de Saba, pero soy periodista. Me gradué en la Universidad de La Habana, en la era de la máquina de escribir alemana. Como el sentido común manda, me he reinventado en este fascinante mundo digital.
Escribo desde los once años y ahora soy una cuentacuentos que a veces se dedica al periodismo y, otras, a la literatura. Nací en Cuba, luego emigré a Islandia y ahora vivo en Gran Canaria. Estoy casada con un andaluz y tengo un hijo cubano-islandés. Me encantan los animales, la naturaleza y viajar. En resumen, soy una trotamundos que va contando historias entre islas.

Artículo anteriorLa flor del limonero
Artículo siguienteMateria prima

Lo más leido

Suscríbete

Recibe las últimas novedades

[wonderplugin_cond deviceexclude="iPhone,iPad"]

 



[/wonderplugin_cond]

InicioEs ActualLaura Pol: claves para cumplir el sueño de emprender