Sofie Hendrikx: el senderismo es su hobby y su profesión

Author

Categories

Share

Sólo la montaña es capaz de ofrecerte esa libertad añorada. Sofie Hendrikx lo sabe y por eso convirtió su hobby, el senderismo, en su profesión. Esta guía oficial, nacida en Bélgica y afincada en Gran Canaria, conoce al dedillo la ruta de Los Acebuches, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. Carismática y extrovertida lleva muy adentro ese amor necesario por la naturaleza y sus criaturas. Sonríe con la mirada y te contagia de una alegría que te impulsa a subir hasta el punto más alto de la montaña.

«Mi amor por esta tierra es muy grande»

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

El olor a plantas (Ríe). Me gusta estar en la naturaleza. Soy una persona muy intensa y aquí mis cinco sentidos encuentran algo de tranquilidad y disfrutan. Las vistas son espectaculares, cantan los pajaritos, el olor de las plantas, de la tierra. Cuando caminas por los senderos de Gran Canaria en invierno, todo está verde y huele a un verano húmedo de Bélgica. Me encanta el olor a verde.

¿Si no fueras guía turística qué te gustaría ser?

Viajera (Ríe). He pasado por varias profesiones. He saltado de una profesión a otra y realmente no encontraba mi lugar. Creo que ahora he llegado a mi término. Aquí es donde debo estar.

Sofie Hendrikx

Háblanos un poco de tu empresa

Vivo en el barranco de Arguineguín y tengo una empresa de senderismo que se llama Mogán Verde; no porque Mogán sea verde sino porque tenemos el espíritu verde. Hacemos caminatas, sobre todo con turismo extranjero, privadas, con la pareja, la familia o los amigos. Caminamos en grupo de hasta 10 personas por la zona conocida como Los Acebuches, porque aquí antiguamente encontrabas este arbusto que es el olivo salvaje de las Islas Canarias. Mi amor por esta tierra es muy grande y eso es lo que me condujo a presentarme a los exámenes del gobierno de Canarias para sacar el carné y empezar a trabajar de guía.

¿Por qué has apostado por el turismo sostenible?

Sin sostenibilidad no hay futuro. He hecho caminatas en grupos grandes, de hasta cuarenta personas, pero eso no es sostenible bajo mi punto de vista. Cuando caminamos en grupos pequeños puedo hablar de la flora, la fauna, del patrimonio etnográfico. Divulgando estos conocimientos se mantiene ese patrimonio. Es muy importante que los turistas que vienen aquí conozcan la verdadera isla, o sea, no solo Playa del Inglés y Maspalomas. Esto es Gran Canaria. Yo creo que ahí está el futuro.

Sofie Hendrikx en la ruta de Los Acebuches

¿Qué tipo de turismo viene a hacer senderismo a Gran Canaria?

En general, personas entre 40 y 70 años. Gente preparada que camina en su país y que ha hecho senderismo en otros sitios del mundo. Sobre todo, alemanes, suecos, noruegos, finlandeses y cada vez más ingleses e irlandeses. El mercado francés está empezando y también vienen paisanos míos y holandeses.

¿Llegan todos preparados o te has encontrado con gente que cree que viene a un simple paseo?

Sobre todo, cuando he trabajado con grupos grandes, ha habido turistas que quieren ligar (Ríe). Hace dos años íbamos a hacer una caminata bastante dura por la zona del norte y recuerdo a una señora obesa que fumaba y venía con cholas; no tenía mochila, sino una bolsa de Mercadona. Le ofrecí botas de montaña, pero no quiso ponérselas. Teníamos que subir unos 700 metros por una zona de suelo volcánico, resbaladizo.

En un momento vi que su cara estaba roja e hinchada. Quería parar cada cinco minutos, así que de una manera diplomática intenté que volviera a la guagua, y al final tuve que ponerme firme y llamar al chófer para que viniera a buscarla. Había clientes que no sabían lo que habían reservado. Creían que era un tour cultural. En la guagua yo hablaba del patrimonio natural, de la caminata, de la diferencia de altitud, de las botas y entonces preguntaban si íbamos a hacer una caminata.

«No a todos los hombres les gusta tener una mujer como líder»

Sofie Hendrikx haciendo la ruta de Los Acebuches

¿Es común ver a una mujer ejerciendo como guía turística?

Cada vez es más común. Yo estoy en la Asociación de Turismo Activo de Canarias y cuando miro a los miembros, definitivamente hay más hombres que mujeres; sin embargo, cada vez tengo más compañeras.

¿Es un trabajo difícil para una mujer?

No, no es difícil. Sólo necesitas unas condiciones físicas normales. No tienes que ser corredora de maratones. No puedes tener miedo, en esta profesión el miedo es tu peor enemigo. Se puede compaginar con ser madre. Soy autónoma, así que elijo los días que trabajo y los horarios. Es un trabajo con mucha libertad. Tienes que hablar idiomas y tener conocimientos.

¿Qué dificultades implica ser una mujer emprendedora en este sector?

Algunos no te ven capaz de hacer este trabajo porque piensan que físicamente eres más débil. Cuando llevas un grupo de más de veinte personas tienes que ser líder. Habrá hombres y los vas a tener que mandar porque en la montaña, como guía, eres la que manda. En algunas situaciones, si tienen dificultades para caminar, tendrás que pedirles que vuelvan a la guagua para poder continuar con el grupo. No a todos los hombres les gusta tener una mujer como líder. Pero no pasa nada, el problema es para ellos, no para mí.

¿Qué significa Mogán Verde para Sofie?

Mi futuro. Quiero es que los clientes que vengan aquí vean la otra cara de Mogán, que lo conozcan por dentro y no solo lo que ven en la costa, en Puerto Mogán y Arguineguín. Quiero poner mi grano en la diversificación del turismo. Es importante porque eso de fiesta, playa y discoteca se acabó. Los turistas quieren algo más y yo les quiero mostrar la verdadera isla a través de Mogán Verde.

Sofie Hendrikx y la autora de esta entrevista

Anclada en Gran Canaria por amor

Viajera empedernida, Sofie ha vivido en muchos lugares del mundo. Sin renunciar a nuevas aventuras, ella ha anclado en Canarias por amor, “siempre es por amor”, confiesa con esa luz en la mirada que la hace tan auténtica, tan especial.

Primero se enamoró de la isla de Fuerteventura, del sosiego y sus playas. A su marido le salió una oferta de trabajo en Gran Canaria, y ella puso como condición vivir en un lugar tranquilo, alejado de la costa. Por eso se estableció en el barranco de Arguineguín, en comunión con una naturaleza que defiende con vehemencia y comparte con todo el que esté dispuesto a amarla y respetarla como ella.

Entrevista y fotos: Belkys Rodríguez Blanco

Vídeo: Alejandro Umpierrez de Wando life

Author

Share